Uso de cookies Utilizamos cookies para hacer que tu experiencia en nuestra web sea la mejor posible.

Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso. Más información aquí.
 
Se encuentra en:
 
Un modelo de aprendizaje profesionalizante
 

Todos los cursos de Tecnologías Avanzadas se basan en una metodología encaminada a favorecer un aprendizaje de rápida aplicación en el entorno laboral. El principal objetivo de este modelo es conseguir que el alumno aprenda a través del estudio y el desarrollo de casos y proyectos reales y por ello, los programas formativos tienen una componente  práctica muy importante, más del 60% de la duración del curso.


Las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) permiten que además este aprendizaje práctico sea acompañado de actividades colaborativas que permiten la interacción entre los alumnos y entre éstos y el equipo de tutores. Esta es la razón por la que en nuestros programas formativos el alumno es el verdadero protagonista y el tutor le acompaña, a modo de guía o facilitador, en su proceso de aprendizaje.


Los materiales formativos son desarrollados por un equipo de expertos profesionales y pedagogos de acuerdo a una planificación metodológica exhaustiva. Los usuarios disponen de casos, proyectos, contenido multimedia, simulaciones, demostraciones, ejercicios, prácticas y un gran abanico de actividades que refuerzan su aprendizaje.

El programa de cada curso constará de varios bloques que se ofrecerán en el campus virtual según las siguientes actividades:

  • acceso al material formativo, guía de alumno, calendario, guía del entorno virtual,

  • participación en foros y chats,

  • clases en tiempo real a través de web-conference,

  • elaboración de trabajos prácticos y evaluaciones online,

  • contenidos formativos implementados en base a Objetos de Aprendizaje (OA) como parte de las acciones formativas, construidos bajo una arquitectura modelada con criterios de flexibilidad y adaptabilidad, y soportados en tres tipos de actividades:


- actividades de situación o de aprendizaje, orientadas al componente de comportamiento y por tanto basados en situaciones reales de trabajo: Estudio de Casos, Problemas, Proyectos,

- actividades de ejercicio, orientadas al componente de habilidad: cognitiva, y procedimental,

- actividades de contenido soporte, orientadas al componente de transferibilidad o polivalencia en el desempeño profesional; contenidos conceptuales para desarrollar una visión más generalista de las situaciones de trabajo.


 
 
 
Realizado por www.formasoluciones.com